Curiosidades, Libros

¿A qué huelen los libros viejos?

 

libros-viejos-3

 

Es una de las razones por las que algunos grandes lectores no quieren pasarse
al libro electrónico: abrir el libro, pasar las páginas y recibir el olor
característico de los tomos. Sobre todo, el olor es especialmente
característico si el libro no es recién comprado. Los libros de viejo tiene un
perfume especial, que los hace diferentes y que todos identificamos
rápidamente como olor a libro.
Sin embargo, los libros viejos no huelen más que a vainilla con ciertos
toques de hierba. Con el paso del tiempo el pegamento, el papel y la tinta
empiezan a perder ‘facultades’, por así decirlo, liberando los compuestos
químicos que conforman el nuevo olor del libro. Es por eso que los libros
viejos huelen a vainilla: a medida que pasa el tiempo, se va liberando la
lignina, un componente presente en el papel generado de los árboles y
que recuerda a la vainilla.
Al final, toda la magia de los libros de anticuario, de los tomos por los que
ha pasado el tiempo, no es más que una reacción química.

Acerca de shikka27

Nada como tener un buen libro entre las manos para estimular el conocimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *