Novela, Romántica

Señor De Mi Deseo

señor

Una increíble historia de amor en el corazón del desierto

Alysson Vickery, rica, hermosa, y salvajemente tenaz, deja su hogar en Francia para unirse a su fiancé, un coronel francés, en el Argel destrozado por la guerra. Allí conoce a Nicholas Sterling, hijo de una aristócrata inglés y un jefe berebere. Conocido como Jafar el-Saleh, el famoso rebelde argelino de cabello dorado ha jurado venganza contra el coronel francés al que hace responsable de la muerte de sus padres.

Después de secuestrar a Alysson, Jafar se adentra con su encantadora cautiva en el exótico desierto sólo para descubrir que su prisionera es una temperamental belleza de espíritu libre a la que jura doblegar. Alysson está furiosa por su secuestro… pero la delicadeza del poderoso abrazo de su captor la llena de un deseo que la impacta y avergüenza… y la conduce a una temeraria huida de la que sólo él puede rescatarla. Llevados por la intensa pasión que les consume, ambos permanecerán unidos por una arriesgada alianza de peligro y deseo… cautivos del amor en una guerra entre dos mundos.

Formato: Pdf

Senor De Mi Deseo

 

Acerca de shikka27

Nada como tener un buen libro entre las manos para estimular el conocimiento.

3 Comments

  1. Damaira

    Porqué me suena tan parecido al Libro EL ÁRABE? , la trama es muy parecida… lo que quiero decir es, no es que no me gustara ME ENCANTÓ, pero será que equivocaron el título o es una copia… de todas formas lo voy a disfrutar.

    • shikka27

      Yo me leí El Arabe hace algunos años, es un libro físico que aún conservo, es muy cierto que a juzgar por la sinopsis parezca el msimo libro, realmente no sé si se tratará del mismo ya que este no lo he leido.

  2. Estefany

    Yo hace varios años que leí El Árabe también y creo que es la misma historia, aunque no he leído esta a profundidad. De todas maneras estoy muy contenta de encontrarlo nuevamente pues aquel lo presté a una de esas personas que no suelen devolver los libros. Muchas gracias a los que mantienen un espacio tan valiosso como este.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *