Paulo Coehlo

Paulo Coehlo

Paulo Coelho nace en Brasil en el año 1947, en el seno de una familia de clase media, hijo de Pedro, ingeniero, y Lygia, ama de casa. A los siete años ingresa en el colegio jesuita San Ignacio de Río de Janeiro. Paulo acaba odiando la naturaleza obligatoria de la práctica religiosa. Aunque no soporta ni rezar ni ir a misa, no todo allí va tan mal. En los austeros pasillos del colegio, Paulo descubre su verdadera vocación: ser escritor. Pronto gana su primer premio literario en un concurso escolar de poesía, y su hermana.

Sonia cuenta cómo se hizo con un premio de redacción al presentar a un concurso un escrito que el mismo Paulo había tirado a la basura. Sin embargo, los padres de Paulo tienen otro futuro planeado para su hijo. Pretenden que sea ingeniero y por eso intentan reprimir sus deseos de dedicarse a la literatura. Esta intransigencia y la lectura de Trópico de cáncer, de Henry Miller provocan una gran rebeldía en Paulo, quien empieza a desobedecer las normas familiares. Su padre toma su comportamiento como un síntoma de enfermedad mental y, a los diecisiete años, hace que sea internado dos veces en un hospital psiquiátrico, donde le someten a varias sesiones de electroshock.

Poco más tarde, Paulo empieza a relacionarse con un grupo de teatro y a dedicarse al periodismo. Para la gente de clase media acomodada de aquella época, el teatro es símbolo de mala vida y de malas gentes. Sus padres, asustados, deciden romper su promesa de no volver a internarle y hacen que sea readmitido en el hospital una tercera vez. Cuando sale, Paulo está aún más perdido y encerrado en su mundo. La familia, desesperada, llama a otro médico quien hace una nueva apreciación del problema: Paulo no está loco y no va a ser internado, pero debe aprender a afrontar la vida.

Treinta años después de estas vivencias, Paulo Coelho escribiría Veronika decide morir. Pasado el período de los centros psiquiátricos, Paulo empieza la carrera de derecho; sin embargo, poco tiempo después abandona sus estudios para dedicarse de nuevo al teatro. Es la época de los sesenta y el mundo entero
asiste a la explosión del movimiento hippie. Brasil, bajo una dictadura militar muy represiva, también se hace eco de las nuevas tendencias. Paulo lleva entonces el pelo largo y va indocumentado por voluntad propia; durante algún tiempo experimenta con todo lo que la vida le ofrece, ya que quiere vivir la experiencia hippie con gran intensidad. Su pasión por escribir le impulsa a fundar una revista de la que solamente salen dos ejemplares.

En esa época conoce a Raúl Seixas, músico y compositor, con quien Paulo escribe letras de canciones. Algunas de ellas: Eu nasci há dez mil anos atrás (I Was Born Ten Thousand Years Ago), Gita, y Al Capone. Con el segundo disco cosechan un gran éxito y llegan a vender más de 500.000 copias; es la primera vez que Paulo gana una gran cantidad de dinero. Hasta 1976 compone más de ciento veinte canciones con Raúl Seixas y juntos cambian el panorama del rock brasileño. También escribe para Elis Regina y Rita Lee.
Después de trabajar como letrista para los grandes nombres de la canción popular brasileña, se dedica al periodismo y a escribir algunos guiones para la televisión.Once Minutos – 2007.

En 1972, Paulo y Raúl entran a formar parte de Sociedad Alternativa, una organización que se opone a las ideologías capitalistas, defiende la libertad de hacer lo que uno desea y practica la magia negra, experiencias de las que habla más tarde en el libro Las Valquírias (1992). Durante este período nace “Kring-ha”, una serie de cómics en favor de la libertad. El régimen dictatorial las considera amenazantes, por lo que detiene y encarcela a Raúl y a Paulo. Raúl sale al cabo de poco, pero Paulo permanece allí más tiempo por ser considerado la “cabeza pensante”. Pero las dificultades no acaban aquí: dos días después de su liberación, Paulo es secuestrado en plena calle y encerrado en un centro militar de tortura
donde permanece varios días. Según sus propias palabras, lo que le salva de la muerte es decir que estaba loco y que había estado internado en tres ocasiones. Esta experiencia marca fuertemente su vida.

Por aquel entonces, Paulo, con veintiséis años, decide que ya ha vivido suficiente y que quiere “ser normal”. Consigue un empleo en la discográfica Polygram y allí conoce a la que más tarde será su esposa. En 1977 se trasladan a Londres. Paulo compra una máquina de escribir y empieza a dedicarse de pleno a la literatura, sin muchos resultados. Al año siguiente vuelve a Brasil donde trabaja como ejecutivo para otra empresa discográfica, la CBS. Esta fase sólo dura tres meses, tras los cuales se separa de su esposa y deja el empleo.

En 1979 se produce el reencuentro con Christina Oiticica, una vieja amiga, con la que posteriormente contrae matrimonio, y con la que sigue conviviendo hasta el día de hoy. La pareja viaja a Europa y visitan varios países. En Alemania, van al campo de concentración de Dachau. Allí Paulo tiene una visión en la que se le aparece la figura de un hombre. Dos meses más tarde, le encuentra en una cafetería de Ámsterdam, se acerca a él y conversan un largo rato en el que intercambian opiniones y vivencias. El hombre, cuya identidad Paulo nunca ha querido revelar, le sugiere un reencuentro con el catolicismo. Paulo empieza a estudiar el lenguaje simbólico del cristianismo. Le propone, también, hacer el Camino de Santiago, una ruta medieval de peregrinaje entre Francia y España. Ese peregrinaje es para el escritor el punto de inflexión en su vida.

Paulo Coehlo considerado por unos el alquimista de la palabra y por otros un fenómeno de masas, es el autor más influyente de nuestro siglo. Lectores de más de 150 países, sin distinción de credos ni culturas, le han convertido en uno de los autores de referencia de nuestro tiempo.

Sus libros, traducidos a 56 idiomas, han alcanzando los primeros puestos de las listas de más vendidos y trascienden de la esfera literaria para convertirse en temas de discusión social y cultural. Sus ideas, su filosofía y la temática de sus libros recogen las aspiraciones de millones de lectores que buscan otros caminos, otras alternativas para entender el mundo.

 

 

 

 

 

 

5 Comments

  1. noris

    MI SUPER FAVORITO ESCRITOR, aunque se que el criterio de muchos no es ese.
    pero shikka27, me gustaria que subieras todo lo que tuvieras de este maravilloso escritor.
    saludos

    • shikka27

      Noris tengo varios libros de Pablo Coehlo, trataré de complacerte pronto

      • noris

        GRACIAS, MUCHAS GARACIAS.

  2. yeney

    me encanta paulo coehlo , es el mejor de todos los tiempos

  3. selena1604

    Es mi escritor favorito, recolecto todas sus frases gráficas de Facebook, me transmite mucha fuera y optimismo leer sus escritos; la verdad es genial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *