Autores, Curiosidades, Noticias

El verdadero Hannibal Lecter

el-silencio-de-los-corderos-debolsillo-198x300

 

Hannibal Lecter es uno de los asesinos míticos de la literatura actual,
especialmente tras ser encarnado en el cine por Anthony Hopkins. Es el
protagonista de tres libros de Thomas Harris, quien, poco amigo de las
entrevistas, nunca dio información alguna sobre la creación de este
inquietante personaje. Hasta ahora.
Con motivo de una reedición de ‘El silencio de los corderos’ por su 25
aniversario, Harris ha escrito una introducción en la que nos explica que el
psicópata doctor Lecter se basó en alguien que conoció el propio autor. Se
trata del doctor Salazar (no es el nombre real), a quien conoció en una
cárcel mexicana.
Harris era un periodista de 23 años cuando fue a la cárcel de Monterrey para
entrevistar al recluso Dykes Askew Simmons, condenado a muerte por el
asesinato de tres personas. Allí supo que durante un intento de evasión,
Simmons fue tiroteado y el doctor Salazar le salvó la vida al curar sus
heridas.
El alcaide le presentó entonces al doctor Salazar, a quien Harris quería
hacerle algunas preguntas sobre cómo había tratado las heridas de su
compañero, pero la conversación tomó un giro siniestro cuando el cirujano
comenzó a interrogar al periodista sobre la apariencia física (desfigurada) de
Simmons, la naturaleza del dolor o las características de sus víctimas.
Ese imprevisible intercambio de roles le sirvió de base para imaginar la
relación entre Hannibal Lecter y Clarice Starling, la experta en conductas
psicópatas que trata de sacarle información a Lecter sobre los patrones de
conducta de los asesinos, para así poder encontrar a “Buffalo Bill”.
En el caso real, Harris se quedó impresionado por la elegancia que
desprendía el doctor Salazar, y no supo de su pasado hasta después de la
entrevista. El alcaide le dijo entonces que estaba completamente loco, y que
no saldría jamás de la cárcel.

Acerca de shikka27

Nada como tener un buen libro entre las manos para estimular el conocimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *